in Higiene

Llena la bañera y antes de meter al niño, comprueba que el agua esté a la temperatura del cuerpo (37º). Lo puedes hacer de varias formas: mediante un termómetro especial para baños o, si metes el codo o la parte interna de la muñeca, comprobando que no sientas ni frío ni calor.

Para que no tengas que dejar al bebé solo en el cambiador o sacarle apresuradamente del cuarto de baño porque se te ha olvidado algo, lo mejor es que prepares todo lo que necesitas antes de iniciar el baño.

Elementos necesarios:

  • Jabón líquido suave
  • Una toalla
  • Una esponja suave
  • Pañales
  • Ropa interior y ropa limpia

Para desnudarlo, coloca al bebé en el vestidor o sobre una toalla en la cama. Es aconsejable limpiar las nalgas antes de bañarle para evitar ensuciar el agua.